eighth grade

diciembre 19, 2019

oigan, el otro día (hace como 100 años porque esto lo empecé a escribir hace 100 años) vi eighth grade. si no la han visto, qué joya. vean el trailer:

además de que creo que es la primera película en donde la protagonista tiene barritos y los actores realmente tienen la edad que dicen tener, ¡me en-kan-tó! igual que Big Mouth, captura la rareza de la adolescencia, sentirte toda awkward todo el tiempo, tener crushes, ser awkward, no saber cómo relacionarte con los demás y ser awkward todo el tiempo.

quisiera contarles toda la película pero mejor véanla. ojalá se sientan como yo después de hora y media de pura incomodidad.

cuando la terminé me puse a pensar en todas esas cosas que pensaba que iban a suceder cuando fuera grande. tener thirty, ser flirty, and be thriving. hay una parte en donde Kayla (la protagonista) ve un video en donde se grabó haciendo preguntas para su futura yo. es como esos mails de FutureMe que me mando cada año. afortunadamente, aún no he sufrido decepciones después de leerlas.

luego tiene unas escenas en donde sentí pena ajena pero en donde dije wow, es pena ajena porque yo era igual de rara (todos, ¿no?) y fuck jaja qué bueno que ya lo superé. qué bueno que ya no soy rara (?????????????).

después de mis años de ansiedad en la primaria, vinieron mis años de marsupial en la secundaria y prepa. kermoso. siempre awkward nunca inawkward.

se me hizo muy interesante que la película es justo sobre ese año. en Estados Unidos creo que es más relevante porque los chavos pasan de Middle School a High School. y todos sabemos cómo es High School:

crème brûlée! por cierto, ya que vieja se ve la moda jajaja

bueno, pero en México, según Wikipedia, 8th grade es equivalente a 2do de secundaria. pero como yo hice 5 años de kinder, entonces fue 1ro de secundaria. pero eso no es importante, sólo era un dato curioso y así.

estos años de secundaria y prepa son los años en los que descubres muuuuchas cosas. lo que te gusta, lo que no, lo que es bueno, lo que es malo y básicamente cuáles son los límites de todo. ¿cuánto tiempo puedes estar en el teléfono hablando con tu bff que viste hace 2 horas sin que tus papás te regañen?

no sé cómo fue para ustedes. para mí, la cultura pop siempre fue fuente de inspiración para todo. en estos años intenté cosas nuevas (pero no como esos dudes horribles que intentaban cosas de Jackass, whyyyy?), copiaba la personalidad de personas horribles de la televisión y de personas que consideraba cool. es aquí cuando escuchaba la música que era popular en los 10 más pedidos de MTV. por eso escuchaba Limp Bizkit. fuchi.

es casi como ser una creación de Victor Frankenstein.

ahora a distancia, siento que ser adolescente no fue tan feo para mí. o sea sí tenía muchas inseguridades. de pronto quería ser cool como los demás. la ropa nunca me quedaba. fingía que me gustaban cosas sólo porque a los demás también. me hacía la que sabía mucho pero no. todavía sigo siendo una smart-ass pero ahora trato de no hablar de cosas que no sé. NO ES CIERTO, HABLO DE TODO AUNQUE NO SEPA JEJE.

via GIPHY

luego empecé a crecer y las cosas cambiaron. cuando entré a la prepa, era igual de marsupial… pero también empecé a pensar por mí y a entender que fingir es siempre muy cansado.

ahora ya no me da pena aceptar mis gustos culposos que no son culposos. ya les había contado de los reality shows, por ejemplo.

y esa es mi reflexión, amigos.

cuando creces aceptas que no eres cool… o aceptas que es cool no ser cool (?). encuentras personas con tus mismos intereses o no. pero aceptas a las personas como son. y si no las aceptas, pues no son parte de tu vida. ya está.

cuando creces te das cuenta de que, realmente, lo único que tenías que hacer era ser tú. pero qué difícil es lograrlo.

being yourself can be hard, and it's like aren't I always being myself? and yeah, for sure. but being yourself is like not changing yourself to impress someone else.

- Kyla Day, Eighth Grade

ps. por cierto, oigan, qué tragedia que en el header no se ve la foto completa pero ahí estoy con Simón y un hurón que fuimos a comprar a Plaza Dorada (?). luego fuimos al cine con él y se hizo pipí en mí. el mismo día fuimos a una firma de autógrafos de Jesse y Joy. sí, todo eso pasó en el mismo día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

señor, eso no es yogurt

mié Dic 25 , 2019
tuve que googlear cómo se escribe yogur porque tenía mis dudas. resulta que en inglés se puede escribir yogurt, yoghurt, o yoghourt. en español sólo […]

también podría gustarte...