oigan, llegué tarde al día del maestro. primero porque trabajo. segundo porque no me acordaba de esta bella historia. ya la había publicado alguna vez en mi tumblr (rip). pero ahora volvió en forma de exactamente lo mismo pero con más detalles.

bueno, ahí tienen que era yo en la primaria. como buena niña overachiever y sensible LLORABA POR TODO. que si se me rompía el lápiz, lloraba. que no sacaba 10, lloraba. que me peleaba con mis amiguitas, lloraba. lloraba de todo. luego crecí un poquito y se me quitó. luego crecí un poco más y regresó. ahora lloro con comerciales, reality shows y cualquier cosa.

ese es el contexto.

¿ubican Canción Mixteca? es sólo la canción más triste de todos los tiempos. aquí la pueden escuchar siendo interpretada por el cantante más triste de todos los tiempos, Cuco Sánchez. tal vez lo recuerden por una película muy trágica en donde enamora a una chica ciega y cuando ella vuelve a ver… NO LO AMA PORQUE ES FEO (según nuestros imposibles estándares de belleza).

bueno, pues por alguna razón fue una canción que me enseñaron en la primaria. mi maestro, según recuerdo, se parecía un poco a Mauricio Garcés… pero no sé si es cierto porque no he corroborado esta información con nadie.

Mauricio Garces GIF - Find & Share on GIPHY

entonces ahí tienen a pequeña y sensible Justine a los 7 años, más o menos. el maestro nos enseñó esta canción, la letra y las notas para poder tocarla en flauta. entonces, cuando la tocaba en flauta en mi mente sonaba que leeeeeejos esetoy del suelo donde he naciiiiiiiiiiidoooooooooo, inmensa nostalgia invade mi pensamieeeeeeeeeentooooooo.

ahora, nuestro futuro musical dependía de los exámenes mensuales de música y son la razón por la que mi presente no es musical. cada mes teníamos que tocar alguna canción de las que hubiéramos aprendido en esas semanas. podía ser una de Navidad o Mary Had a Little Lamb… dependiendo de la temporada.

la dificultad de estos exámenes es que tenías que tocar la flauta de pie, solo, mientras tus compañeros y el maestro te escuchaban. si algo te salía mal, obvio todos se daban cuenta. no como cuando tuvimos que tocar My Heart Will Go On en una graduación y en conjunto no sonaba tan mal, pero individualmente:

llegó el día y llegó mi turno. obviamente me sabía perfecto la canción porque practicaba todos los días en mi casa. que por cierto, mi mamá siempre apoyó mi pasión por la música escondiendo mi flauta, gracias mamá.

casi siempre era de las primeras de la lista porque me apellido Camacho, creo que fui como la tercera o cuarta que pasó. me puse de pie, con mi faldita de cuadros y con mi moño rojo. empecé a tocar y de pronto NNNNNNNNNO. mi interpretación era tan buena que se me empezó a hacer un nudo en la garganta.

y al verme tan solo y triste cual hoja al vieeeeeeeeeento, quisiera volar, quisiera morir de sentimientooooooooooooooooooooooooooooo

y que empiezo a llorar. no un llanto horrible, pero no podía tocar decentemente.

la verdad no recuerdo si me justifiqué diciendo que me había dado mucho sentimiento la canción y que por eso no había podido terminar de tocarla. después yo creo que lloré por la frustración de no haber podido terminar mi perfecta interpretación. o sea eso ya era imparable.

el caso es que el maestro seguramente pensó que no me la sabía y por eso no había podido terminar de tocarla.

al final… el insensible del maestro ME REPROBÓÓÓÓÓÓÓÓ. y seguro lloré después por eso.

gracias a todos esos insensibles maestros que nunca me entendieron porque gracias a ellos pude apreciar más a los que sí fueron buenas personas 😭😭😭

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

selfies, inventadas y déjenme pasar, por fa

jue Jun 6 , 2019
un día me reuní con unas amigas para enseñarles mis fotos de Lima. no fue mi idea, ellas pensaron que había tomado muchas fotos cool. […]

también podría gustarte...