un día me reuní con unas amigas para enseñarles mis fotos de Lima. no fue mi idea, ellas pensaron que había tomado muchas fotos cool. no lo había hecho, no tenía mi cable cargador de la cámara y había podido tomar como 40 fotos nada más. la verdad ni me molestó, fue como meh, ya fue. el caso es que les empecé a enseñar las fotos, Miraflores, Chosica, llamas, flores, cosas bonitas, cosas raras. en ninguna foto salía yo. cuando terminé de enseñarles TOOOODAS las fotos, una amiga dijo: ay, seguro las bajaste de Internet y ni estuviste ahí porque no sales.

wow.

perdón, pero no sabía que tenía que tomarme selfies para tu gusto. después del comentario, todas empezaron a hacer bromas de: ay sí, jaja, son postales, jaja, seguro te quedaste en tu casa, jaja. y yo wow, qué clase de amigas tengo. en realidad todo fue mi culpa desde el principio.

no sé en qué momento se convirtió en obligación tomarse selfies enfrente de cosas padres. pics or it didn’t happen. obvio es culpa de Instagram. obvio es culpa de nuestra baja autoestima y queremos la atención de los demás. o sólo es padre compartir. no sé.

igual hay fotos y stories de amigos que veo y me da muchísimo gusto. me pongo feliz de que están conociendo otros lugares. es una felicidad compartida. me motivan a quizás tomarme selfies en mi próximo destino y compartirlas. o no, porque soy bien mala tomándome selfies.

hashbrown mi legado

pero ahora siento que hay una línea muy delgada entre querer compartir que estuviste en algún lugar e ir a un lugar sólo para compartir que estuviste ahí. las formas en las que compartimos estas cosas son cada vez más sofisticadas, al parecer.

ahí tienen que andaba yo en EL parc Güel (#presumiendo #tirandodatos) conociendo las cosas bonitas que tiene. llegamos a un mirador y fui testigo de una hermosa interacción turística. dos chicas bellas y jóvenes se acercan a un turista que acaba de terminar de tomar una foto. chica 1 le pregunta al turista si les puede tomar un video. ¿un video? pregunta el turista. sí, un video, responde chica 2.

yo hice la misma cara que ustedes están haciendo. pedirle a alguien más que tome una foto de ti conlleva muchos riesgos, casi siempre salen mal. tomar un video… WOW, me gustaría ser tan valiente. OBVIAMENTA tomar un video requiere muchas más instrucciones que una foto. por eso, chica 1 le empieza a decir al turista que ellas van a estar fuera de la toma. cada una va a estar parada a cada lado del turista, van a caminar hacia adelante y van a voltear a la cámara para “mostrar” la vista.

y en un momento que todos los ángeles de los milagros esperaron por mucho tiempo, EL TURISTA LES EMPEZÓ A PROPONER IDEAS. otro ejemplo de personas que son buena onda y así.

después de planear el dichoso video por como 5 minutos (que es muchísimo tiempo en #tiempoTurista), todo se hizo en una sola toma. QUE FUE MUY CHAFA. realmente las chicas no estaban tan entusiasmadas. mi teoría es que quizás eran un poco penosas (?). y yo me pregunto, ¿por qué nadie hace nada? ¿para qué todo eso? ¿cuál es el fin último? ¿quién me devolverá esos 5 minutos de chisme? ¿en dónde puedo ver este video (no crean que no lo estuve buscando en Instagram)? ¿habrá tenido muchos likes? ¿cuánta batería se gastó en el intento? ¿por qué Rory regresó con Logan en Gilmore Girls: A Year in the Life?

preguntas que nunca serán contestadas. y que a nadie le interesa contestar, realmente.

pero estas cosas son inofensivas porque realmente no afectaron a nadie. incluso creo que el turista disfrutó ser parte de este video y de esta historia de las vacaciones de las chicas. hasta yo estaba como 🙊🙊🙊. todo bien hasta ahí.

pero volviendo a las personas que sólo viajan para compartir que viajaron. esa es otra historia. la verdad es que sí se me hace un poco ridículo a lo que pueden llegar por tomarse fotos.

¿ya vieron lo que este individuo estaba haciendo a la hora de su muerte?

hay personas que se pueden pasar mucho tiempo posando para fotos que se ven naturales. lo sé porque lo he vivido de primera mano. como esa vez que tuve que esperar lo que parecieron horas a una chava a la que le estaban tomando fotos en unas escaleras. nadie podía pasar y todo se detuvo hasta que su amigo/instagram husband/instagram boyfriend le tomó las fotos necesarias. y todos ahí viendo jaja.

luego seguro subió la foto a su instagram con una frase motivacional como lo más bonito de la vida es gratis @Fairmont Mayakoba Riviera Maya. no tiene sentido para mí.

pero cada quién su vida. yo vine aquí nada más a criticar.

la conclusión de todo esto es:

  • tomarse selfies está bien aunque muchas veces no lo entiendo pero quién soy yo para entender y que no les importe lo que los demás piensen de ustedes y así
  • obligar a alguien a tomarte miles de fotos no está tan padre y quisiera escuchar los comentarios de esas personas a las que otros obligan a tomarles fotos
  • detener todo para que te tomen fotos no está padre
  • las frases motivacionales con sus fotos de viajes tampoco están padres a menos que sean de Titus Andromedon

si me vi muy hater, no pediré perdón… porque realmente soy hater de esto. sale, bye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

discúlpeme pero no entiendo nada

mié Jun 26 , 2019
hace unos meses (?) estaba escuchando mi Discover Weekly y de pronto empezó a sonar esta canción: la verdad no le estaba poniendo mucha atención […]

también podría gustarte...