el fin de semana pasado Luciana andaba revisando mis cosas y de pronto vino con un bote de Hello Kitty que ha sido mío desde que tengo memoria. no sabía qué había adentro y cuando le quité la tapa, ¡encontramos un iPhone 3 y un iPod Shuffle! wooooooooow. estaban hasta los cables y todo. el iPhone ya de plano no había forma de volver a prenderlo pero el iPod lo puse a cargar.

mi hermana, que también estaba ahí, me preguntó que por qué lo había dejado de usar. lo único de lo que me acordé es que ya no le duraba tanto la batería o algo así. me fui a bañar y cuando regresé lo prendí para ver si todavía servía y…

..

.

.

…..

.

.

….

¡sí pude escuchar unas canciones que tenía!

a ver, este iPod lo dejé de usar no sé… en 2012 o algo así. o sea, tenía canciones ahí desde hace años. y, ¿qué creen?

.

….

…..

.

….

..

.

..

.

.

….

SIGO ESCUCHANDO LAS MISMAS CANCIONES jajajajaja. pero sólo escuché como 4 canciones. no sabía cuántas tenía en total ni nada. así que unos días después me llevé el iPod a la oficina para bajar iTunes (que obvio ya no tengo) y ver qué otras joyas encontraba.

también en la foto las migajas de la galleta de naranja con chispas de chocolate que me acababa de comer

al final no tuve que descargar iTunes porque pude escuchar las canciones directamente desde el iPod. incluso pude ver que algunos archivos tenían las fotos de la portada del disco.

ese disco de Diane Birch lo escucho por lo menos 2 veces al mes en la actualidad jajaja

realmente no hubo muchas sorpresas. la única sorpresa es que sigo siendo fan from hell de Jorge Drexler, Los Amigos Invisibles, Jamiroquai y Diane Birch. y sí escucho sus nuevos discos y todo, pero hay canciones que por siempre estarán en mi coraaa.

después de que revisé todas las canciones, fui a mi lista de mis Top Songs 2017 en Spotify. Y ALGUNAS CANCIONES DE MI iPOD ESTÁN EN LA LISTA. y pues ya, bye, amigos. soy un animal de costumbres y nada cambiará.

me acordé de una vez que leí algo sobre por qué seguimos escuchando la misma música por siempre y lo pondría aquí pero no lo encontré. básicamente: nos gusta el confort de lo que ya sabemos. y se supone que nos gustan las cosas que nos gustan no porque realmente nos gustan, sino porque hemos sido expuestas a ellas el suficiente tiempo como para que nos acostumbremos a ellas y pensemos que nos gusten.

fuck man.

igual y es como los gustos aprendidos. como la cheve, el vino, los quesos fuertes, Ru Paul’s Drag Race. jaja, ¿a quién engaño? Ru Paul me gustó desde el primer instante😍. gracias al Discover Weekly de Spotify he descubierto muchas cosas. pero se siguen pareciendo a lo que ya me gusta.

yo tengo mi playlist de canciones favoritas del momento. la puedo escuchar on repeat todo el día si es necesario. especialmente, los últimos días he escuchado un montón a Silvina Moreno. hay discos que puedo escuchar en repeat por siempre:

  • el soundtrack de Begin Again, like the fool I am
  • Músico de Juan Ingaramo
  • Nada Personal de Juan Pablo Vega
  • Bible Belt de Diane Birch
  • Speak a Little Louder de Diane Birch
  • Salvavidas de Hielo de Jorge Drexler
  • cualquier cosa de Daniela Spalla

esto tiene un nombre y se llama virtual participation. a nuestro cerebro le gusta pensar que está creando la música que estamos escuchando. o sea, nos da cierto placer y satisfacción. pero ya quisiera yo tener el talento para escribir canciones. en fin.

as always, la pregunta tiene que hacerse: ¿si me expongo el suficiente tiempo a música a la que no estoy acostumbrada o que no me “gusta” es posible que me empiece a gustar?

la respuesta según yo es sí y LES TENGO UN EJEMPLO.

hace unos meses, alguien a quien respeto bastante publicó en Twitter que le había gustado mucho el nuevo disco de J Balvin. y pues obvio fui y lo escuché. y me gustó. obvio estaba influenciada por esa opinión, pero luego lo escuché más y me siguió gustando.

en resumen, todo esto que les digo es para que sepan que ahora me gusta el reguetón… y no me da pena. después de los 30 ya no tiene por qué haber pena.

porque sí, si el pueblo pide reggaetón, hay que darle reggaetón. por cierto. busqué en la RAE cómo se escribe y es reguetón, pero viene del reggaetón, así que todos estamos en lo correcto. dicho esto, probablemente haya una segunda parte de este post en donde analice si mi nuevo gusto por el reguetón afectó mis Top Songs 2018. me muero de ganas de saberlo.

así que… resumiendo:

  • está bien que te gusten las mismas canciones que escuchabas en la secundaria
  • probablemente escuches más canciones, pero habrá unas que siempre te gustarán
  • está bien que tu gusto musical cambie
  • quizás tengas el mismo gusto musical por siempre, también está bien
  • está bien que te guste ahora el reguetón
  • está mal que no te guste J Balvin

nos vemos a la próxima… que podría ser en dos días, en una semana o el siguiente año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

lo mejor del año: noviembre 2018

lun Dic 3 , 2018
OMG. penúltimo mes del año. OMG. como el mes pasado sí fui muy aplicada, pensé que este mes también me iba a poner lista. así […]