el obstáculo es el camino

hoy estaba leyendo The Hard Way, una mini compilación de artistas cuyas “limitantes” se han convertido en su signature work. está súper interesante, pone ejemplos como Regina Spektor o Matisse. todos los ejemplos son de limitaciones físicas (como que Beethoven era sordo). pero me puso a pensar en mis propias limitaciones. yo no tengo ninguna limitación física, excepto por mi astigmatismo, pero eso se resuelve fácil con lentes.

pero me puse a pensar en esas otras limitaciones que tengo. esto, obvio, es complicado. es complicado porque mis papás me educaron para pensar sólo en lo que hago bien (¿todos los papás lo hicieron, no?). es difícil pensar en esas cosas que no te dejan avanzar o hacer las cosas como tú quisieras.

el caso es que en un gran trabajo de introspección… no es cierto, no fue tan grande, sólo lo pensé como media hora porque, ¿QUIÉN QUIERE PENSAR EN SUS LIMITACIONES POR MÁS DE MEDIA HORA?… bueno, después de mi trabajo de introspección llegué a estas pequeñas conclusiones. en algunas cosas he tenido que trabajar más que en otras pero al final, me han servido para mejorar mis procesos.

¿qué limitaciones te han servido para mejorar tu trabajo?

no puedo trabajar en varios proyectos a la vez

que no es lo mismo que quedar mal con entregas, aclaro. siempre he tenido ese problema. y creo que es bastante común. por la naturaleza del trabajo que hago, a veces es complicado dividir mi día en diferentes proyectos. no lo puedo hacer porque siento que apenas me estoy concentrando en algo cuando ya tengo que cambiar a otra cosa. lo que pasaba es que me tomaba mucho volverme a concentrar en otro proyecto… Y PERDÍA MUCHO TIEMPO. por eso, prefiero dedicarle el mayor tiempo posible a cada proyecto. por ejemplo, apenas trabajé en un sitio web súper bonito y prefería dedicarle toda una mañana o toda una tarde exclusivamente a él. así pude trabajar mejor y más rápido.

me distraigo fácilmente

empiezo leyendo algo sobre la crisis en Brasil y termino viendo la página en Wikipedia de una cosa que no tiene nada qué ver con Brasil. he perdido años de mi vida haciendo esto PERO me ha servido para saber un montón de cosas que en algún momento usaré para algo (¿espero?). también me funciona muchísimo para que se me ocurran nuevos contenidos, ¡como este post!

mi memoria es pésima para las cosas importantes

se me olvida TODO (excepto todas las canciones famosas de Britney Spears o el actor que salió de extra en Bring it On hace casi 20 años, ¡¿POR QUÉ?!). en mi vida se me han olvidado cumpleaños, citas, suéteres en centros comerciales y un gran etcétera. y como no puedo confiar en mi memoria tengo que anotarlo todo. esto ha causado que tenga recordatorios y to-do lists que tengo que seguir para no perderme en las cosas que tengo que hacer y entregar. esto también me ha servido para organizar mis días, saber qué tengo que hacer, para cuándo y para quién.

espero al último minuto para hacer las cosas importantes

me llega un mail de algo importante. lo reviso. no sé cómo contestar en ese momento. en vez de pensar en cómo contestar lo postergo. Y ES HORRIBLE. tengo un proyecto. empiezo con las cosas fáciles. llego a las cosas difíciles. las postergo. las hago a último minuto. Y ES HORRIBLE. peeeeeero, esto me ha ayudado a trabajar MUY BIEN bajo presión. a veces me concentro mucho mejor. o sea, no tengo problema con deadlines horribles… aunque prefiero trabajar con tiempo 😛

 

y eso fue en lo que pude pensar. tengo muchas limitaciones más jaja y espero algún día poder usarlas a mi favor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *